México es un caudal inagotable de sorpresas turísticas. Una de sus cualidades principales como país, tiene que ver con la diversidad natural de su geografía. Miles de viajeros acuden a los principales centros vacacionales mexicanos en busca de tener emociones intensas y aventuras, o bien, para descansar y relajarse sin límites. En las costas mexicanas se tienen disponibles variados centros de veraneo que cuentan con todo lo necesario para disfrutar de unas vacaciones memorables. Arena dorada, sol intenso y un mar espectacular aguardan a los viajeros en las playas mexicanas más atractivas. Acerca de ello comentaremos con mayor detalle en las líneas siguientes. 

Playa de Oro es definitivamente una de las zonas costeras más atractivas del Pacífico Mexicano. Tiene arena dorada, escasa pendiente y un oleaje de suave intensidad. Playa de Oro destaca en las costas de Jalisco por su conveniencia para la práctica del esquí acuático, el surfing, los paseos en paracaídas y los recorridos a caballo a lo largo de la costa. Los visitantes hallarán en su entorno enramadas y restaurantes de rústico estilo con vistas al mar. Y aunque pueden hallarse sencillas opciones de alojamiento por estos rumbos, lo mejor es reservar en el confiable y satisfactorio hotel Las Palmas Puerto Vallarta. 

En las costas de Sonora se pueden encontrar sitios de enorme belleza silvestre: uno de ellos es la isla San Pedro Nolasco, auténtico refugio para los lobos marinos y miles de aves de variadas especies. Es un destino ecoturístico que nadie se debe perder. Los visitantes también pueden admirar en esa ínsula especies endémicas de reptiles y otras maravillas naturales. Es posible llegar a la isla San Pedro Nolasco por medio de un agradable paseo en yate, el cual tiene su punto de partida en Bahía de San Carlos. 

Conviene apuntar que esta última es uno de los destinos vacacionales más importantes del norte del país. Isla San Pedro Nolasco se encuentra muy cerca de Bahía de San Carlos, siguiendo la Carretera Federal número 15. 

De entre las muchas playas sobresalientes que podemos recomendarles en las costas guerrerenses, destaca playa La Roqueta, ubicada en la isla del mismo nombre. El trayecto a esta ínsula acapulqueña resulta muy agradable, ya que se lleva a cabo utilizando lanchas con fondo de cristal. Este último recurso permite a los visitantes admirar innumerables especies submarinas y a la estatua de la Virgen que se encuentra en las profundidades de esta zona costera. 

En Isla Roqueta los turistas podrán conocer un pequeño zoológico, rincones colmados de abundante vegetación, parajes excelentes para la práctica del submarinismo y un célebre restaurante llamado El Palao, en donde se sirven antojitos particulares de la región. Para alojarse en este centro de veraneo guerrerense, les recomendamos reservar en el Hotel Princess Acapulco.