San Miguel de Allende es uno de los sitios más solicitados por los turistas nacionales e internacionales, en especial por la posibilidad de disfrutar de su acervo artístico, arquitectónico y cultural. Pero también en lo que se refiere a la producción artesanal, San Miguel de Allende es una garantía de satisfacción turística. Los creativos de este lugar, elaboran hermosos objetos de latón, lana, papel maché, tallado en cantera, vidrio soplado y cerámica. Por esta riqueza artesanal, mucha gente ha comparado a San Miguel de Allende con un enorme bazar, en donde pueden hallarse muebles de preciosa manufactura, obras de arte, candiles, espejos, piezas en hierro forjado, creaciones en Talavera de Dolores Hidalgo y figuras de cera de Salamanca.

Ahora bien, en una zona cercana a la ciudad, denominada como La Presa, pueden hallarse hermosos objetos de uso diario, adornos hechos de hojalata, muebles de fino diseño y diferentes creaciones en madera de mezquite. Año con año, en la segunda mitad del mes de noviembre, se lleva a cabo en el lugar, la Feria de la Lana y el Latón, con el objetivo de dar a conocer los trabajos de los maestros artesanos de San Miguel de Allende.

Un recorrido por esta ciudad guanajuatense nos da la oportunidad de conocer varias tiendas, mercados y galerías de arte, muchas de las cuales se pueden comprar a precios sumamente accesibles. El Mercado de Artesanías, es una excelente recomendación para ir de compras en San Miguel de Allende. Pueden adquirirse, vistosas piezas de plata, ornamentos de Talavera, además de papel maché y diferentes artículos de hierro forjado. La particular ubicación de este mercado, en el sector centro de la ciudad, es especialmente práctica, por los varios accesos con los que cuenta, como la calle Hidalgo o la calle de Loreto.

La antigua Casa Canela, en la calle de Umarán, es bastante célebre por los diseños ornamentales, fuentes, muebles y accesorios varios que allí se comercializan. Los visitantes de San Miguel de Allende resultan gratamente sorprendidos por las variadas antigüedades y obras de arte que están a la venta en este lugar.

Dos sitios más para hacer buenas compras en San Miguel de Allende son El Guajuye y Ánima. El Guajuye está reconocido como la primera fábrica de vidrio soplado de esta región del país. Ánima, por su parte es un negocio donde se crean y venden finas piezas de cerámica decoradas a mano, así como también bellos mosaicos de azulejo.