México es un caudal inagotable de opciones vacacionales y disfrutar de los diferentes periodos vacacionales del año, en alguno de los muchos lugares encantadores con los que cuenta nuestro país, es una experiencia turística tan recomendable como difícil de olvidar. Para el caso de pasar el fin de año, pocos lugares son tan recomendables como San Miguel de Allende. Razones para justificar esta aseveración existen y de sobra, por tratarse de una de las ciudades más encantadoras del estado de Guanajuato. Miles de personas, habiendo tomado conocimiento de sus numerosos atractivos y sugestivo ambiente, han hecho ya de San Miguel de Allende, el destino predilecto para pasar las fiestas decembrinas y la llegada del Año Nuevo.

De entre los sitios recomendables para conocer, en el marco de unas vacaciones de fin de año en San Miguel de Allende, hay que destacar, el Instituto Allende, el cual fue edificado por la familia De La Canal, en cierto momento del siglo XVII, a manera de un lugar de retiro y descanso. Se trata de una mansión vasta, que incluye varios patios fascinantes, un restaurante, una galería de arte, y una capilla con algunos frescos novohispanos de gran valía. Desde principios de la década de los cincuenta del siglo XX, este lugar se ha transformado en un centro cultural en donde se imparten clases de cerámica y platería. Igual de interesante es la Biblioteca Pública, reconocida como la segunda más grande de nuestro país. Incluye publicaciones en inglés, especializadas en diferentes temas.

El Parque Benito Juárez, inaugurado a inicios del siglo XX, cuenta con un diseño francés, bancas de hierro, bellas fuentes, senderos espaciosos y áreas para el entretenimiento infantil. En el caso específico de la llegada del Año Nuevo, en San Miguel de Allende se celebra con entusiasmo en los abundantes bares y restaurantes del centro de esta población guanajuatense. Sobresalen entre ellos: el Mama’s bar, Leonardo’s bar y  La Terraza bar.

De tal modo que, por sitios tan interesantes como los que hemos mencionado y por restaurantes de la calidad de los recomendados previamente, San Miguel de Allende se proyecta como una garantía de bienestar y disfrute pleno, para gozar de las vacaciones de fin de año. El motivo principal de lo anterior, es la sólida infraestructura turística con la que cuenta esta ciudad del Bajío, una verdadera joya de arte, historia y cultura, motivo de orgullo para todos los guanajuatenses y los mexicanos en general.