En las costas mexicanas pueden admirarse ricos y variados ecosistemas con abundantes especies de plantas y animales, terrestres y submarinos. También pueden admirarse paisajes de gran hermosura, arena suave humedecida por el mar y pintorescas comunidades definidas por una gran alegría de vivir. Las costas nacionales nos abren un gran abanico de opciones para el veraneo y por ello conviene tener la información más amplia acerca de los principales destinos playeros. Por ejemplo, dedicaremos esta nota para recomendarles donde experimentar el mejor ecoturismo en las playas mexicanas en este año 2018. No se las pierdan, son una garantía de disfrute para sus próximas vacaciones. 

Una playa mexicana que sobresale por su ambiente natural de extrema pureza es Maruata, en territorio michoacano. Definida por sus aguas de tonalidad turquesa y arena clara, Maruata es una playa con un especial valor ecológico, por ser un sitio de anidación para tortugas marinas de especies como golfina y prieta. Maruata es una playa con grandes formaciones rocosas que surgen muy cerca de la orilla de la playa. Tales características propician la formación de cuevas, donde las olas revientan, creando un majestuoso espectáculo natural. 

Por los rumbos de Baja California Sur destaca playa Balandra, integrada por una ensenada de blanca arena y calmo oleaje. Desde este sitio se pueden obtener magníficas vistas del Mar de Cortés. Balandra es una playa excelente para hacer campamentos. Justo allí se encuentra la curiosa formación de rocas denominada “el hongo”, auténtico icono silvestre de La Paz. Por ser un rincón costero sumamente virgen, no cuenta con servicios turísticos de ningún tipo. 

Finalmente, les aconsejamos visitar playa Michigan, en el estado de Guerrero. Es un paraje costero de olas intensas y con una franja arenosa de aproximadamente 100 metros qué limita con el estero de La Vinata, por ello se presta mucho para realizar paseos en lancha y así admirar la rica biodiversidad local qué incluye lagartos y aves. Los vacacionistas encontrarán en la playa comercios palaperos donde se sirven antojitos típicos preparados con mariscos y pescado fresco. 

Si hay algo que amerita ser ponderado con relación a las playas mexicanas, además de su diversidad de ambientes y atracciones naturales, tiene que ver con la sólida infraestructura turística que se ha montado para aprovecharlas. En lugares vacacionales como los que les hemos mencionado, así como también en destinos más famosos como Mazatlán o Puerto Vallarta, es sencillo hallar hoteles excelentes. Por ejemplo, en la llamada Perla del Pacífico sobresale el Hotel Riu Mazatlán, mientras que en el popular centro de veraneo jalisciense destaca el  Hotel Las Palmas Puerto Vallarta.